lunes, 19 de marzo de 2012

Mis experimentos con el kéfir.





Hace mucho tiempo que andaba buscando hacerme con el kéfir, buscaba por los herbolarios y tiendas de productos naturales y al fin lo encontré. El kéfir no se vende, cuando el hongo va creciendo lo llevas a algún establecimiento de estos y lo dejas para quien le interese.

Existen tres tipos de Kéfir, el Kéfir de leche, siendo éste el más conocido, el Kéfir de Agua, muy fresco, es una bebida   con grandes cualidades para la salud, y por último el Kéfir de Té o Kombucha delicioso al igual que los anteriores, además es ligeramente achampanado ya que el hongo de Kombucha al fermentar el té y el azúcar, despide sustancias volátiles.

Me habían hablado del kéfir como muy bueno para el aparato digestivo,  regenerador de la flora intestinal. En las semanas que llevo tomándolo he notado sus benéficos. Es muy fácil de hacer no requiere grandes técnicas, sólo hay que seguir unas reglas muy sencillas y el hongo trabaja sólo.



El kéfir es un hongo, el cual se nutre de leche y la hace fermentar, como resultado se obtiene una especie de yogur. Se cree que es originario del Cáucaso y le atribuyen efectos beneficiosos sobre la prolongación de la vida.
Según parece es una ayuda para muchos tipos de enfermedades como son catarros, gastritis, inflamaciones crónicas de los intestinos, hígado, vesícula y vejiga. Se le atribuyen muchas propiedades para combatir el asma, el estreñimiento, las infecciones, enfermedades renales, úlceras o incluso enfermedades relacionadas con el sistema nervioso.
Su diferencia con el yogurt es que este es procedente de una fermentación láctica mientras que en la del kéfir actúan bacterias, les digo a mi familia que es el “actimel casero”. Tiene un ligero sabor achampanado.



Como hacer leche kefirada:
1º Ponemos el hongo en leche, en una botella de cristal, dejando vacio ¼ de esta por  la fermentación que se producirá. Dejamos a temperatura ambiente durante 24 horas.
2º Pasado 24 horas, colamos el resultado sobre un colador de plástico, nunca de metal y aquí obtenemos la materia prima.
3º ponemos el hongo de nuevo en la botella y rellenamos de leche. Cada 7 días conviene pasar el hongo del kéfir por agua fría hasta quitar los restos de fermentos y limpiar la botella.
Utilizo leche normal, incluso semi desnatada y me está dando muy buenos resultados. Lo guardo en un tarro en el frigorífico, tiene larga duración.
Con estos sencillos pasos obtendremos la preciada leche kefirada. Si dejamos fermentar más de 24 horas, el efecto del kéfir pasa de ser laxante a ser astringente.
Este yogurt lo podemos tomar con azúcar, melaza, sirope o cualquier endulzante. Acompañando cereales o frutas. Mi preferido es batido con fresas y azúcar integral de caña.







Para la cocina convencional el kéfir de leche puede ser un aliado que dará un toque especial a muchos platos que tradicionalmente se preparan con leche, yogur o cremas. Bien sustituyéndolos o agregándose a estos ingredientes. Muy interesante para helados.





Esta es mi receta de bizcocho con kéfir que quedó exquisito, además de muy jugoso y eso que estaba hecho con harinas sin gluten.

Ingredientes:

  • 200 g de harina
  • 180 g de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura de pastelería
  • 90 g de aceite de oliva virgen extra.
  • 2oo ml de kéfir
  • 4 huevos
  • ralladura de un limón o de naranja.







También he hecho crema de kéfir, dejando filtrar la leche sobre unas gasas. Añadí sal y aceite de oliva virgen extra. Quedó muy rico para untar y para acompañar ensaladas.
Tengo nuevas ideas y aplicaciones que ya iré realizando.
¡¡¡Saludos!!!





12 comentarios:

  1. Bienvenida a club de usuarios del kefir! Me encanta!! Yo lo había tomado hacía mucho tiempo en casa de mis padres, pero hace unos años empecé a buscarlo de nuevo (cuando estaba tan "jodida", con perdón, poco antes del diagnostico) Ya lleva conmigo más de dos años, uno más de la familia. Si no te importa añado dos cosas:
    - El kefir se alimenta de la lactosa de la leche, así que teneis una intolerancia a la lactosa leve o media viene genial porque la leche kefirada es bajisima en este azucar, si es una intolerancia fuerte, mejor dejarlo porque SE MUERE DE HAMBRE SI SE ECHA EN LECHE SIN LACTOSA.
    - A mi personalemente me va mejor si no lo enjuago en agua cada semana sino en un poco de leche. Eso sí, el cacharro si lo lavo normal pero lo enjuago un poco con agua filtrada. Si se enjuaga con agua que sea mineral o filtrada porque el cloro tambien lo va matando.
    Yo cuando se me pone muy fuerte en vez de dule lo hago como una salsa de yogur para ensaladas (en casa triunfa con como zatziqui de pepino)
    Estaré pendiente a tus novedades a ver si le doy más vidilla al mio!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leelo, entre las cosas que quería decir esta esto de que es recomendable para las personas con intolerancia a la lactosa, las prisas y la falta de tiempo... gracias por el apunte.Una amiga mía lo ha puesto en leche de soja, se le morirá?. Lo de enjuagarlo con leche me parece también muy buena. Tengo pendiente pendiente probarlo con el pepino, para este tiempo que entra es una combinación buenísima

      Eliminar
  2. Nunca he probado el kefir, a pesar de no ser intolerante tengo entendido que tiene unas propiedades maravillosas para la salud.
    Muy interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso estoy experimentando Isabel. Gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  3. Yo tomé mucho kéfir cuando ea una jovenzuela. Y, como lo explicas muy bien, estaba muy bueno y era muy beneficioso. Me ha gustado tu receta del bizcocho. [PD lo dejé de tener en casa, y por tanto de tomar, porque llegó un momento en que me empezó a angustiar aquello que no paraba de crecer y crecer; ya tenía a todas mis amigas saturadas de kéfir y aquello seguía creciendo. Parecía una película de ciencia-ficción]. Bsts, María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, el mío también está creciendo, lo pienso llevar a la tienda donde me lo regalaron y otro poco congelaré por si a este le pasa algo y se estropea. Gracias y saludos.

      Eliminar
  4. Hola! hemos creado esta página http://www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y ganar dinero con ellas, damos premios al acabar el mes. Nos gustaría que participases. Te invitamos a que le eches un vistazo a ver si te interesa.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el ofrecimiento, le echaré un vistazo. Saludos.

      Eliminar
  5. Nosotros siempre tenemos Kefír y ahora mismo, aunque no lo estamos haciendo lo guardamos congelado. Es más cuando lo utilizamos, es tan de buena calidad, que rápidamente crece y se lo damos a un herbolario para que lo regale.

    Nos ha encantado tu receta y probaremos a hacerlo con harina sin gluten.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ana y Víctor. En el bizcocho, el resultado fue muy bueno, hasta para los no celiacos que comieron más que yo. Os pregunto una cosita, vosotros que tenéis más experiencia con el kéfir: una vez que la leche está kefirada, cuánto tiempo aguanta en la nevera? hay veces que la tomamos menos. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  7. Nosotros la consumíamos a diario, por lo que no te podemos decir con exactitud cuanto dura , pero pensamos, que por lo menos dos días puede mantenerse fresca en la nevera.

    Besotes

    Ana y Victor.

    ResponderEliminar
  8. amigoa yo vivo en valencia venezuela como puedo hacer para conseguir el kefir antes de la quimio gracias

    ResponderEliminar