viernes, 8 de marzo de 2013

ALCACHOFA ENCEBOLLADA.






"Hija del agua y de la tierra, su abundancia se ofrece a quien la espera en un castillo de avaricia".
"Parece, por su blancura y lo inaccesible de su refugio, una virgen griega escondida entre un velo de lanzas" . Ben Átala, siglo XI.

Esta cita la he sacado del libro de "La Cocina Montillana", de Mª Dolores Ramirez Ponferrada, libro en el que une la historia y la gastronomía, dos cosas que me apasionan. 
Es una receta con siglos de antigüedad.  Esta verdura se consumía desde tiempos prerromanos en el sur de Córdoba y eran apreciadas por los habitantes de Al-Andalus.




A pesar de su antigüedad, la mayoría de las veces que las he visto preparar  y las he preparado, se han cocinado en la olla expres, la de pesa de toda la vida. Al ser la alcachofa una verdura  bastante dura, con esta olla se acorta el tiempo de cocción sin dañar el resultado.


Ingredientes 4 o 5 personas:


  • 2 kilos de alcachofas.
  • 1 kilo de cebollas tiernas.
  • Una rama de hierbabuena.
  • Una ramita de perejil.
  • 1 limón.
  • 3 dientes de ajo.
  • Azafrán en hebras.
  • 1 cucharada de maizena.
  • 1 vaso de vino blanco Montilla- Moriles.
  • 1 vaso de agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.





Lo mas laborioso de esta receta es limpiar las alcachofas, hay que cortar el cabo y despojar de las hojas de fuera que son más duras, hasta llegar a las más blancas del interior. Cortamos la punta y dejamos solo el corazón de la alcachofa. Pasamos inmediatamente a un bol con agua fresca y el zumo de un limón, para impedir que se oxiden.

En la olla expres o cazuela ,donde se vayan a preparar, doramos la cebolla con aceite de oliva y los ajos picados. Añadimos las alcachofas y mareanos ( saltear). Ponemos la cucharada de maizena y rápidamente añadimos el vino, el azafrán, el perejil y la hierbabuena. Mareamos un poco más y añadimos el agua. Sazonamos a gusto.

Tapamos la olla a presión y cuando la válvula comience a girar bajamos el fuego a fuego suave y dejamos cocer durante unos 20 m.

Si las estás preparando en una cazuela de barro o una normal, sigue los mismos pasos y después de añadir el agua espera a que rompa el primer hervor y baja la temperatura a suave ,deja cocer lentamente hasta que esté tierna. Hay que tener mucho cuidado a remover el guiso, para que no se rompa la alcachofa y quede entera.


Buen provecho!!

10 comentarios:

  1. No sabía desde cuando se hacían guisos de alcachofas, qué curioso, siempre pensé que la habíamos incorporado a la cocina bastante más tarde.
    Qué libro tan interesante, y qué receta tan rica. La salsita está para no dejar gota.

    ResponderEliminar
  2. Hola Alba, la salsa está pa mojá sopas !! una receta sencilla y sana. Saludos y gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Buenísima receta que te copiaré la próxima vez que compre alcachofas, o sea pronto. Y bellísima la alegoría del corazón tierno y oculto, la añadiré al plato igual que tú. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, verás como te gusta mucho esta receta, ya me contarás. Saludos.

      Eliminar
  4. Hola,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas en tu blog! Te queremos presentar la página Todareceta.es, donde nuestros más de 100.000 visitantes diarios pueden buscar entre más de 300.000 recetas de blogs y sitios web. Además, para nuestros blogueros hemos creado el Top blogs de recetas, donde podrás encontrar cientos de blogs que ya se han añadido y al que puedes añadir el tuyo. Nosotros indexamos tus recetas y los usuarios las podrán encontrar usando nuestro buscador. ¡Y no te tienes que preocupar porque todo en Todareceta.es es gratuito!

    Todareceta.es tiene páginas hermanas en Suecia, Brasil, Alemania, Inglaterra, EEUU y Francia, entre otros países. ¿Quieres formar parte de esta gran familia?

    ¡Estamos a tu disposición!
    Andreu
    Todareceta.es

    ResponderEliminar
  5. Hola, COnchi. Me ha gustado mucho esta receta para las alcachofas. Ayer compré para esta semana, así que las cocinaré así (sin el toque del vino, qué penita. Muchos besos, reina

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las alcachofas, y esta es una de las recetas clásicas que hago, excepto que no les pongo hierbabuena y perejil, pero a la próxima pruebo.

    ResponderEliminar
  7. Buenas, te invito a que participes al sorteo de recetas sanas y fáciles, solo te llevara 5 minutos y me encantaría tenerte en mis participantes, gracias y hasta pronto!!!!

    ResponderEliminar
  8. Hacia tiempo, quizás demasiado, que no te visitaba....que habia perdido tu enlace y por fin te he recuperado, ya no se me escaparán tus estupendas recetas. Como ésta, todo un clásico tambien en mi cocina. Es alli, en la virtual, donde te tendré cada día, entre mis favoritos, como debería ser, como era en un principio cuando nos conocimos hace ya un montón de años en facilisimo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar